Razones por las que amo Nueva York

Viajes a Nueva York - Marcela CUevas

Razones por las que amo Nueva York

Todos tenemos nuestras ciudades favoritas, aquellas en donde nos sentimos como pez en el agua aún, estando fuera de nuestro país. De mi amor por algunas ciudades italianas ya les he hablado en algunos posts, pero ahora quisiera contarles de mi amor por otro lugar mágico: Nueva York.

Viajes a Nueva York | Marcela Cuevas

Mi último viaje a Nueva York fue en el otoño, que para mí es, sin duda, la mejor época para visitar la ciudad, aunque sólo sea por el impresionante y sumamente inspirador espectáculo del follaje en Central Park. Con sus imponentes rascacielos, luces brillantes, los barrios con un millar de almas diferentes; para mí la Gran Manzana es una extensión infinita de oportunidades, un lugar donde puedo ser quien yo quiera: ya sea una mujer elegante que disfruta del brunch del domingo o una fanática del fitness en Central Park, una mujer salvaje que quiere salir de fiesta o una madre que va de compras en los mercados orgánicos. Pero me inspira todo lo que veo y vivo, eso es un hecho inevitable. Aquellos que ya han visitado Nueva York sin duda sabe de lo que hablo.

Viajes a Nueva York

En cambio, para los que nunca han ido – o que planean regresar, aquí les comparto algunos de mis lugares y actividades favoritos de esta gran ciudad. Ni siquiera sé por dónde empezar y seguro que voy a olvidar algo, pero acá les va lo más reciente.

¿Dónde comprar y dar un paseo?

Uno de mis barrios favoritos, para un shopping más bien cool que me encanta el West Village auque por supuesto una caminata por Madison, es como una caminata en el cielo. ¿Por qué me gusta? Porque el West Village es como si no estuviéras en Nueva York. Con sus calles torcidas, tan diferentes a las calles en forma de cuadricula del resto de la ciudad, los árboles y los personajes que están sentados en los cafés, te sientes en una ciudad más bien europea. Sin embargo, las boutiques ultra chic, la multitud, los restaurantes abiertos 24 horas al día, entre otros no dejan lugar a dudas de que es realmente parte de la Gran Manzana.

 

Viajes a Nueva York

Para los amantes de la ropa y muebles vintage, aquellos que les gusta darle un toque original a su outfit o a su casa está el East Village, que es ideal por su delicioso y relajado aire bohemio. Una calle por donde me gusta caminar – especialmente el domingo, cuando quiero buscar alguna cosa original, un determinado alimento o un regalo curioso – es la larguísima, que además te lleva directamente a Central Park. Es cierto que hay un poco de confusión, ¡pero aquí realmente se puede sentir el ambiente contagioso y electrizante de la gran ciudad! Cuando estoy cansada del caos, me gusta dar un paseo en Gramercy, un barrio con mucha historia, la cual revives al caminar por sus calles.

Viajes a Nueva York

 

 

 

Además también es conocido por su preciosa arquitectura en la que destacan esos típicos edificios viejos de ladrillo que antes de la guerra civil americana era uno de los más prestigiosos de la ciudad. Sí, el Meatpacking District, que se llama así, por que las fábricas de procesamiento de carne que una vez estuvieron aquí y hoy en día es, sin duda, uno de los barrios más hot de la ciudad por sus miles de locales y tanta gente cool siempre puesta para la fiesta. Por supuesto, no puedo dejar de hablar de Chelsea, que es un paraíso para los que nos gusta el arte contemporáneo. Cada vez voy, es una de las cosas que no falto por nada y me doy un largo recorrido por las galerías e inclusive he llegado a comprar alguna pieza. He visto propuestas muy originales y creativas en estos recorridos y toda ésta parte estética es de gran inspiración para lo que yo hago.

 

Los hot spots para salir

Imagino que a todos les encanta disfrutar de una buena comida, al igual que a mí, y es que siento que es uno de los máximos disfrutes de una cultura diferente, que se valora especialmente en la vida adulta al viajar ¿no creen? Bueno, aquí si que hay ¡mucho para elegir! Teniendo en cuenta que la Nueva York es un cruce de culturas, ya sea que quieran comerse un filete clásico con papas a la francesa, o una sopa Pho Vietnamita, o tal vez un plato de pollo tandoori Indio, casi a donde te metas es un acierto.

Trips to New York | Cuevas

 

 

Durante mis visitas a Nueva York, me gusta disfrutar de la elegancia clásica y el ambiente ultra-chic de The Polo Bar, inaugurado en la ciudad por el diseñador de moda Ralph Lauren, un lugar en donde se come y bebe muy bien, es de mis favoritos por que sobre todo el ambiente en el bar o abajo en el restaurante es insuperable y muy divertido ( ¿Un consejo? Reserven al menos con ¡un mes de antelación); o el ABC Kitchen en el Flatiron District, que presume ser más relajado e informal con un delicioso y variado menú, que va desde espectaculares hamburguesas vegetarianas hasta postres deliciosos. ¡No se pueden perder el helado de café con palomitas acarameladas y fudge de chocolate…Mmm!

Viajes a Nueva York Marcela

 

 

En cambio para el brunch me encanta el Luxembourg Cafè, a pocos pasos del Lincoln Center, una especie de brasserie francesa que sirve, los mejores huevos Benedictinos en la ciudad. La comida japonesa la amo y aunque en Nueva York hay miles de opciones, les puedo decir que el número uno para mí es el Blue Ribbon Sushi, depende donde te agarre el hambre en Uptown en el East side o en SoHo (aquí no aceptan reservas, pero mientras esperan por su mesa pueden hecharse un drink en la barra). Si les gusta el pescado mi Favorito es el Milos (la mejor ensalada Griega y pescado a la sal, me los como cada vez que voy jajaja) y si de mariscos se trata, no se pierdan un gran clásico de los restaurantes neoyorquinos; el Grand Central Oyster Bar, dentro de la legendaria Grand Central Station, con su gigantesco bar lleno de ostras de todas las variedades. Cuando se me antoja un drink preparado de una manera profesional, entre mis favoritos se encuentran: el bar del Carlyle Hotel en el Upper East Side, y Cipriani, en el Financial District (aquí, además de los fabulosos Bellinis, también se puede disfrutar de una excelente y auténtica cocina italiana).

The trips to New York

 

 

Pero si después me ataca la culpa por la gula, me lanzo una tarde en el Sports Club/LA, un exclusivo gimnasio-spa de donde salgo cada vez como nueva, o bien, salgo a caminar o a andar en bici por Central Park, que ciertamente no necesita presentación. Sin embargo, si hablamos de parques, hay otros divinos no puedo dejar de mencionar el de Tribeca. Aquí, cuando el clima es aceptable, me gusta hacer un picnic (tal vez con el pan, los deliciosos quesos y la fruta comprados en uno de los tantos Farmers’ market del fin de semana) o me hecho a chorear con alguna amiga o simplemente relajarme con un buen libro o mi playlist favorita. Sí, porque por lo general mis viajes a Nueva York están llenos de citas en la agenda, de trabajo muchas veces, pero muchas de locales que quiero probar y de lugares que quiero visitar, que a veces necesito realmente un poco de tiempo para recargar mis baterías al aire libre, aunque me encuentre en una de las ciudades de más rush del mundo.

Trips to New York | Marcela

 

Estoy absolutamente convencida de que aquí la mayor parte de la diversión consiste precisamente en vagar sin rumbo fijo, pero con los ojos abiertos, ¡para descubrir lugares fantásticos en cada esquina!

Credits

A pair of black Nappa leather biker boots by Loriblu
Black dress by Alexia Ulibarri
Colored shirt dress by Jorge Ayala
Shirt and pants/skirt by Lorena Saravia

Artículos Relacionados

Compartir:
« »
No comentarios

Publicar un comentario

Al llenar el formulario y pulsar "enviar solicitud" nos referimos a su consentimiento al tratamiento de los datos de acuerdo con el Decreto Ley n. 196 de 30.06.2003.
Información en el sentido del art 13 D. L. n. 196 de 30.06.2003 sobre la "Protección de datos personales"
Los datos que ha dado será usado en el pleno cumplimiento de las disposiciones del Decreto Ley n. 196 de 30.06.2003 sobre la "Protección de Datos Personales", para todos los asuntos relacionados con la empresa (consulta, utilización, precisión y análisis estadístico), utilizando bases de datos internas. Él tiene el derecho, bajo su responsabilidad, no confía en algunos de los datos solicitados, se advirtió que en este caso podríamos poner en peligro la relación. En cualquier momento, tal como lo exige el artículo 13 del Decreto Ley n. 196 de 30.06.2003, puede solicitar ver, modificar o borrar sus datos.